Discover What the World Thinks of U.S.

Cuba, US: Neighbors Speaking

<--

El secretario general de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), Ernesto Samper, propuso el lunes la eliminación de todas las bases militares de Estados Unidos en territorio latinoamericano, al considerarlas como elementos pertenecientes “a la época de la Guerra Fría“.

Respecto a la Cumbre de las Américas que se celebrará este 10 y 11 de abril en Panamá, Samper expresó: “Un buen punto de la nueva agenda de relaciones entre EEUU y América Latina sería que no haya bases militares norteamericanas en Sudamérica.

Samper rechazó las medidas unilaterales de EEUU contra Venezuela, y consideró que el evento que se celebrará en Panamá es oportuno para replantear las relaciones del Gobierno norteamericano con la región.

Sobre la Cumbre destacó que una de las grandes expectativas es el encuentro del presidente de Cuba, Raúl Castro y su homólogo estadounidense, Barack Obama.

Sin embargo, destacó que lo importante es abordar el estado de las reuniones diplomáticas y la exigencia del levantamiento del bloqueo económico contra la isla. Además resaltó que se deben abordar “otros temas, no solo los que le interesan a Estados Unidos”, entre ellos el medioambiente, equidad de genero o derechos humanos.

Desde el centro de poder de Cuba se espera que el diálogo con EEUU se desarrolle en un entorno constructivo, sobre bases recíprocas, sin condicionamientos ni trato discriminatorio y en pleno respeto a la igualdad soberana, la independencia y la no injerencia en los asuntos internos de las partes”, dijo el subdirector de Asuntos Multilaterales y Derecho Internacional de la Cancillería cubana, Pedro Luis Pedroso.

Este recordó que Cuba ya planteó en julio de 2014 esa reunión con Estados Unidos y que reiteró esa propuesta durante las primeras conversaciones oficiales sobre el restablecimiento de relaciones diplomáticas que tuvieron lugar a finales del pasado enero en La Habana.

“Estas conversaciones sobre temas de Derechos Humanos constituyen una muestra de la disposición de Cuba a abordar con Estados Unidos cualquier tema, a pesar de nuestras diferencias, sobre bases de igualdad y de reciprocidad”, señaló Pedroso.

Cuba expondrá “sus logros en la promoción y protección de todos los Derechos Humanos”, no solo en la isla, sino en otros países donde está presente la cooperación cubana, con especial incidencia en ámbitos como el acceso a sanidad, educación o servicios culturales gratuitos, universales y de calidad.

También tratarán los DDHH en “lugares donde EEUU tienen incidencia directa” “Al mismo tiempo abordaremos las preocupaciones que tenemos sobre la situación de los Derechos Humanos en los Estados Unidos y otros lugares en los que ese país tiene incidencia directa”, añadió el subdirector de la cancillería cubana.

También señaló que Cuba es consciente de las “profundas diferencias” que existen con Washington sobre los sistemas políticos, la democracia, los Derechos Humanos y el derecho internacional, pero destacó que la isla tiene la “invariable voluntad” de que ambos países “puedan relacionarse civilizadamente dentro del reconocimiento y respeto de estas diferencias”.

Tras reconocer que Cuba tiene “importantes metas por alcanzar todavía, como todos los países”, en la esfera de los Derechos Humanos, recordó que la isla defiende que “hay diferentes modelos políticos y de democracia”.

“Cuba no admite, y esto no es nuevo, que haya un solo modelo de democracia, por tanto vamos con una percepción diferente sobre esos temas”, manifestó Pedroso, mostrando que los barbudos de Fidel saben de las dificultades que tienen por delante para llegar a buen puerto y de la mano de Estados Unidos.







Leave a comment